Detector Óptico Térmico Convencional Ver más grande

Detector Óptico Térmico Convencional

CA30XH

Nuevo producto

- Detector óptico de humos convencional
- Microprocesado para detección de incendios.
- Incorpora sensor térmico activable a 55ºC
- Doble LED rojo de alarma
- Fácil conexionado, sin polaridad.
- Certificado EN 54-5 Clase A2

Más detalles

50 Artículos

13,44 €

Más

Este detector óptico térmico de humos para detección de incendios está basado en el efecto Tyndall, al entrar humo en el interior de su cámara óptica, se provocan unas refracciones en la señal infrarroja que son captadas por el emisor  y transmitidas al receptor, provocando el estado de alarma, por ello es recomendado para detectar fuegos que generan humos como plástico, madera, papel, etc. Además, está compuesto por un elemento sensible a las variaciones de temperatura producidas por cualquier proceso de combustión. El valor medio que detecta es comparado con otro valor de referencia prefijado, que hace que el detector pase a estado de alarma cuando la temperatura llega a los 55ºC.


Este tipo de detector es de perfil bajo, su altura es menor a 53,4mm, incluyendo el zócalo. Sin embargo, cuenta con un zócalo alto para su instalación en tubo de 20mm. Cuenta con un doble LED de color rojo que permite identificar la señal de alarma cuando este se encuentra permanentemente encendido, o bien en estado de parpadeo que indica que la comunicación con la central es correcta. Es una señal visual que se puede percibir desde cualquier dirección (360º). Además, tiene la posibilidad de conectarse a un indicador de acción remoto como pulsadores o sirenas.

 

Es posible saber si el sensor acumula suciedad en el display de la central, dado que éste diferencia entre aumentos rápidos de la señal causados por alarma o pequeños aumentos lentos y sostenidos debidos a la acumulación de polvo y suciedad.
 

Trabaja sin polaridad, con un fácil conexionado. La cabeza y zócalo que lo forman son de fácil instalación, fabricados en ABS termoresistente de color blanco.
 

Está certificado por AENOR según la norma EN 54 parte 7 y con marcado CE según el Reglamento Europeo de Productos de la Construcción (UE) Nº305/2011.